Psicología infidelidad en el matrimonio

Hablar de infidelidades es un tema bastante amplio, ya que supone muchas aristas, es decir, muchos piensan que la infidelidad se debe a una insatisfacción o a que algo no va bien en una relación, sin embargo investigaciones recientes han apuntado los engaños relacionados al buen funcionamiento de una relación, es decir, una persona contenta y enamorada bien puede ser una persona infiel como paradoja de que todo anda en buen camino. Y es que las infidelidades siempre han sido un tema importante precisamente por las motivaciones que llevan tanto a hombres como a mujeres a las traiciones.

Cabe destacar que la necesidad de tenerlo todo a pesar de vivir una vida feliz y placida es lo que lleva a muchos a la traición, pero hay que tener en cuenta que las personas que buscan encuentros clandestinos, no están buscando sustituir la relación existente, sino más bien quieren aumentar su experiencia vital, es una emoción adicional, aunque no podemos descartar aquellas personas que si se sienten en desgracia, porque al final del día son muchas las causas que pueden llevar a un engaño, sin embargo tener una relación armoniosa no te aleja de ser engañado.

Funcionamiento de una infidelidad

A pesar de que en la actualidad bien podemos decir que en hombres y en mujeres es la misma situación cuando se trata de infidelidades, hay que destacar que las féminas nunca desean abandonar su matrimonio, eso también sucede con algunos hombres, pero depende de lo que les motiva a buscar una tercera persona.

Por otro lado, la búsqueda de la pasión y el romance puede ser clave al momento de engañar, esto lo pudimos comprobar con los cambios que muchos sufieron en su relación en cuarentena, donde la falta de romance e interacciones en pareja durante el encierro, hicieron que muchos sintieran la necesidad de salir volando en búsqueda de una infidelidad, segun explica de https://elvaso.cl/cambios-de-uso-de-contenido-para-adultos-en-cuarentena/. Todos quieren darle un empujón emocional a sus vidas sin darse cuenta que las relaciones se transforman, hay etapas donde la euforia de los primeros años se van desvaneciendo, confundiéndose con falta de amor, cuando lo que hay realmente es un cambio en el estilo de la relación y en la forma de querer.

Tampoco debemos olvidar aquellas personas felices que deciden traicionar, esas personas desean vivir una experiencia romántica sin renunciar a los beneficios de la cotidianidad o lo común en su relación, sobre todo porque esas dosis de lujuria van quedando en otro plano, llevando a las relaciones a una inestabilidad tangible.

Los miedos y las infidelidades

Se ha dicho mucho que el motor de engaños de ciertas personas son los miedos y las inseguridades. En el tema particular de las inseguridades, sabemos que muchos hombres y mujeres tienen la autoestima baja, se sienten feos, viejos o fuera de forma, por lo que buscan compañía en terceros que afiance su seguridad y que les haga sentir que están en la carrera del romance nuevamente. Evidentemente este tipo de traiciones suelen estar acompañadas de arrepentimiento, ya que el infiel luego de darse cuenta de lo sucedido, quizá no tenga reparo su traición.

Hay otros que sienten miedo al abandono, pudiendo propiciar que su pareja sienta que no tiene la capacidad de corresponder en la relación, reevaluando sus sentimientos y buscando una opción que le permita salir de la situación. También debemos añadir que muchos tienen miedo a fracasar en el terreno de lo sexual, en especial si han tenido experiencias previas de fracaso, resulta ideal tener momento sexuales con personas que no conocen nada de ti y que quizá no vuelvas a ver, eso lleva a muchos a caer en las redes de otras personas.

Aburrimiento y cotidianidad

No podemos apartar el tema del aburrimiento y la monotonía como motor psicológico a una traición, ya que se sabe que muchas personas se casan de lo mismo tanto en la cama como fuera de ella, lo que les motiva a buscar encuentros que les llenen de emociones y expectativas nuevamente. Una vez que sacian esas curiosidades y viven esos momentos diferentes, quizá vuelvan a retomar su deseo por su matrimonio o por el contrario se sientan atraídos hacia esas nuevas sensaciones, llevándoles a mucho a culminar su relación existente y sumergirse en una nueva con sueños y metas como lo tuvieron antes.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *