Fantasmas Historias y Mitos

La palabra fantasma deriva del griego y esta significa aparición, la definición de los fantasmas en muchas culturas hace referencia a almas errantes o a espíritus de personas que han fallecido, aunque también pudiesen ser de personas aun vivas, y que se van a manifestar de diferentes formas de manera de ser perceptibles, ya sea visualmente, por medio de sonidos, movilizando o a través de aromas.

Estos fantasmas suelen hacer su aparición o hacerse perceptibles en lugares que están intimidante relaciones con su persona o que pueden asociarse con familiares o personas con las que tenían cualquier tipo de relación.

Historia de los fantasmas

Si del mundo oculto te parecen impresionantes los tratamientos con la lectura de auras, pues toma un respiro y continúa en el impresionante mundo de los fantasmas. Dentro de las creencias de los pueblos más primitivos se consideraba que los fantasmas eran existencia que poseían una vida miserable e infinitesimal, dado que eran incapaces de poder mover un cuerpo entero, o hacer que un corazón tenga latido o tener la capacidad de respirar.

Pero a pesar de ello seguían teniendo vida dado que podían hacer apariciones en sueños, ya sea con el objetivo de avisar a un ser humano o de atormentarlo, o podían manifestarse como sombras con necesidad de alimentarse en pequeñas cantidades.

Esto llevo a que en muchas culturas se designara un día del año específico para alimentar a los fantasmas a través de sacrificios o de ofrendas de comida, y que a través del tiempo se ha modificado en diferentes culturas, los alimentos por flores, en el designado Día de los Muertos o Día de Todos los Santos.

En textos muy antiguos, principalmente egipcios se puede apreciar la creencia en fantasmas como en la Epopeya de Gilgamesh en la que se narra que el fantasma de Enkidú hizo su aparición a Gilgamesh.  

La creencia de los fantasmas no solo se puede verificar en las epopeyas egipcias sino también en otras epopeyas de diferentes civilizaciones y a lo largo de su desarrollo cultural, un ejemplo de estos es la Odisea y Eneida, escritas por un griego y un latino respectivamente y las cuales hacen referencia a viajes de ultratumba.

En la época de los romanos para ellos era necesario que a los muertos que se colocara un puño de tierra dado que esto evitaría que su alma anduviera errando en la ribera de la Estigia durante toda la eternidad, así como también creían que se debía colocar una monera en la boca del cadáver para pagar y que el alma tuviera descanso.

Durante el siglo I, Plutarco señala la necesidad de baños en el lugar de aparición del fantasma de una persona que fue asesinada, estos baños eran encantados y Plutarco los describe en su Queronea natal. Así como Plutarco muchos han sido los escritores que de cierta manera han hecho alusión a la presencia de fantasmas en sus textos, a través de apariciones que pueden ser buenas o malas.

Las diversas corrientes orientales tienen dentro de sus creencias la transmigración o reencarnación de las almas, así como para la corriente del budismo los fantasmas no son más que almas que se niegan a convertirse en seres reciclados por el hecho de tener una misión aun por terminar.

En las corrientes de occidente, la creencia de fantasmas llego a ser de forma irracional durante la Edad Media, convirtiéndose en un escepticismo a lo largo del siglo XVIII debido a la afirmación del padre Feijoo quien decía que no había fantasma que pudiera aguantar el conjuro de una tranca.

Para el siglo XIX las creencias en fantasmas adquieren mayor valor dado a las corrientes irracionales del Romanticismo, así como por la llegada de nuevas corrientes como es el Espiritismo, la Parapsicología y la Teosofía.

A pesar de los avances en la tecnología y el desarrollo de las ciencias, aun en el siglo XX y XXI se considera que los fantasmas son alamas en pena que se encuentras entre dos mundos sin poder descansar, dado que aún posee una tarea pendiente por realizar.

Mitos sobre los fantasmas

La creencia de las personas sobre la existencia de fantasmas es una característica innata de los seres humanas, está en su naturaleza pensar que los muertos que necesitan finalizar una misión, vuelven a aparecer.

El término fantasma tiene muchos sinónimos como es aparecidos, espectros, almas en pena, animas del purgatorio, todos estos hacen referencia a la aparición de una persona que ha muerto, pero necesita cumplir con un objetivo aun en la tierra.

En las diferentes culturas la creencia en fantasma ha llevado a la creación de una gran gama de literatura de novelas de terror o góticas, además que han sido base para la producción de obras de teatro, cine y que han llevado a su vez a la aparición de múltiples mitos y leyendas.

Desde el punto de vista científico, los fantasmas son considerados creencias o supersticiones relacionadas con la idea del ser humano de una vida eterna, así como la necesidad de aborrecer la muerte a través de eventos sobrenaturales que alejen el mal y hacen que la conciencia permanezca más allá de la muerte en forma de fantasmogénesis.

Son muchas las corrientes que desde la época antigua han tenido la creencia de fantasmas o de seres sobrenaturales como las religiones, ciertas mitologías y culturas folclóricas. Estos creen en númenes o en manifestaciones que pueden ser inmateriales de diversos tipos como:

  • Abstractos
  • No humanos o naturales: en los que se encuentran los objetos inanimados, las cosas sin movimiento o con semimovimiento como son el fuego, el aire, los astros, el agua, las plantas.
  • Naturales animados: es el caso de los animales
  • Antropomórficos
  • Humanos

Deja una respuesta