Cómo sobrevivir a una relación liberal

En la actualidad los cambios que han surgido en torno a las relaciones y las formas de amar representan un pensar en los individuos, ya que podemos diferenciar a las parejas modernas de las parejas antiguas y eso se hace notar en los tipos de encuentros y relaciones. En las relaciones modernas podemos ver lo que se llaman parejas liberales, que es una forma de relación entre tantas, ya que las clásicas relaciones entre hombres y mujeres han ido evolucionando y es precisamente la diversidad de parejas lo que hace que hablar del tema sea más complicado.

Específicamente en el caso de las relaciones liberales, representan una opción para aquellos que les cuesta la monogamia pero están claros en sus sentimientos, es de los contenidos de adultos más vistos, ya que una relación liberal se puede decir que es aquella en donde alguno o ambos en la pareja, tiene relaciones sexuales con una tercera persona sin involucrarse emocionalmente, es un acuerdo al que llegan ambas partes, siempre y cuando no hayan resentimientos, incomodidades o celos, ya que todo eso puede deteriorar la relación que llevan o que están iniciando.

Es evidente que vivir una relación liberal puede ser un poco tormentoso o puede tener inconvenientes, es por lo que lo mejor es seguir los siguientes consejos que te ayudaran a sobrevivir a una relación liberal, disfrutando de la misma y siendo participe de una de las tantas formas de relacionarse o de parejas modernas, ya que las personas ponen sus propias reglas al respecto.

¿Cómo sobrevivir a una relación liberal?

Antes de iniciar en una relación liberal hay que entender de qué se trata y no es más que un tipo de relación que se caracteriza por no ser del todo estable, es decir tanto tu como tu pareja son libres de involucrarse con otras personas en aventuras pasionales sin dar mayores explicaciones. Cabe destacar que lograr la armonía en esta relación requiere que se alejen sentimientos como celos, posesión e ideas de infidelidad. Pero bien cómo sobrevivir a una relación de este tipo:

  • Tener ideas claras: Con esto lo que se quiere decir es que, si esa persona te gusta mucho, piensas que puede ser un compañero o compañera de vida, quieres formar una familia y amar de la forma clásica, lo mejor es que no inicies una relación de este estilo y por el contrario cortes cualquier insinuación relacionante, ya que pueden salir lastimados en el intento.
  • Comunicación: En toda relación es importante este valor y en una relación liberal no iba a ser la excepción, en especial porque a pesar de ser una pareja libre, existen límites y reglas que establecer, por eso es importante que mantengan siempre una buena comunicación.
  • Libertad y no libertinaje: Debe haber respeto mutuo y tener claras todas las condiciones de su acuerdo ya que el libertinaje puede llevar a una infidelidad no deseada o a situaciones inesperadas.
  • Respeto: No solo hay que respetar al otro como persona sino su espacio, al tener una relación liberal debes permitir que disfrute de sus momentos en separado, así como también mantener la confianza, ya que eso es la base de todo.
  • Disfruta de la relación: Si está involucrado en una relación liberal es para disfrutarlo por completo, es por lo que si se te presenta la oportunidad de conocer a otra persona y tener una aventura debes hacerlo y cambiar el chip. Recuerda que en este tipo de relaciones los encuentros son la base de todo, pero sin involucrarse más de lo debido.
  • Contrato verbal: Cuando inicias este tipo de relación no hay un contrato escrito de lo que deben hacer o no, pero si pueden establecer las reglas y cumplirlas. Estas relaciones se basan en el pacto y en la negociación, en mantener clara las ideas para evitar incidentes.

Deja una respuesta